Para obtener omega3 siempre nos dicen que es necesario consumir pescado azul o tomar suplementación, pero no es verdad. Podemos obtenerlo de las semillas de lino, chía, cáñamo y nueces. Para ello tendremos que consumirlas diariamente en purés, ensaladas, verduras…
Si queremos sacar todo el partido del omega3, en el caso de las semillas de lino y chía debemos molerlas.
Podemos molerlas justo antes de su consumo con un molinillo de semillas o un mortero.
Es importante tener en cuenta que si molemos una gran cantidad y no se consume en pocos días se oxidan los omega3.
Una forma de conservar estas semillas molidas es en el congelador (obviamente este proceso de conservación no es eterno).
En el caso de las semillas de cáñamo debemos consumirlas descascarilladas (no hace falta molerlas). Si tienen cáscara debemos cocerlas para su consumo.
Por si no lo sabías, los ácidos grasos omega3 son grasas poliinsaturadas necesarias para el buen funcionamiento de las neuronas y para controlar los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre. A parte también sirven para mejorar la función cardiaca, prevenir algunos tipos de cáncer, son antiinflamatorios, ayudan a disminuir la presión arterial, son antidepresivos y diversos beneficios más.
En EcoPardo puedes encontrar todos los productos que contienen omega3 en cantidades importantes, y también asesoría sobre cómo introducirlos a diario en la dieta, en qué cantidades, o cualquier duda que te pueda surgir. Solo rellena el formulario y te contestaremos lo antes posible.

Deja un comentario