En ECOPARDO estamos comprometidos en disminuir nuestro impacto ambiental. Es por eso que no usamos plástico, somos un supermercado ecológico de residuo cero.

Esto de no consumir plástico hace las cosas algo complicadas cuando hablamos de comida, ya que casi todo está empaquetado con plástico.

También es  importante recordar que hacer tu propia comida  es increíblemente gratificante y saludable. Así que te invitamos a que lo hagas ¡TÚ MISMO!

EMBARAZO

Los muffins de arándanos son sin duda en un clásico de la repostería casera.

Desde abril hasta septiembre estamos en época de arándanos así que no nos puede faltar esta receta.

Los arándanos son muy ricos en vitamina C, cuyas necesidades aumentan en el embarazo y la lactancia por ejemplo. Además, gracias a los antocianos y carotenoides son ideales para combatir infecciones (especialmente buenos para infecciones urinarias como la cistitis).

Al elegir este tipo de frutas es conveniente fijarse en su color, ha de ser brillante e intenso. Deben encontrarse firmes al tacto y secas, ya que las blandas y húmedas se estropean antes. No se deben adquirir los frutos que no estén maduros pensando que ya madurarán en casa, ya que esto no sucederá. Tampoco es conveniente adquirirlos demasiado maduros ya que pierden su jugo. Los arándanos proporcionan a los muffins una jugosidad irresistible.

INGREDIENTES:

ELABORACIÓN:

  1. Precalienta el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.
  2. Lavamos bien los arándanos y los dejamos escurrir para usarlos más adelante.
  3. En un recipiente donde podamos usar unas varillas para batir, vamos a echar el azúcar, los huevos, la mantequilla, mejor si está ligeramente blanda, y el yogur (yo prefiero hacerlo en este orden), y batimos bien hasta que se mezclen todos estos ingredientes perfectamente formando una pasta cremosa.
  4. A esa mezcla le añadimos la sal, la canela en polvo, la esencia de vainilla, la levadura y la harina, pasándola por un colador. De esta forma tamizamos todo. Vertemos la harina poco a poco y sin dejar de remover a la masa anterior, tratando que no queden grumos en la masa.
  5. Por último añadimos los arándanos y mezclamos un poco para que se repartan bien por toda la masa.
  6. Es el momento de preparar los moldes, aunque también los puedes dejar preparados desde un principio. Nosotros usamos unos moldes metálicos o de silicona y colocamos en sus huecos los moldes o cápuslas de papel para muffins.
  7. Ahora vertemos la masa sobre los moldes, rellenándolos un poco más de la mitad, para que puedan subir sin salirse una vez que se horneen.
  8. Cuando el horno esté ya caliente, metemos los moldes y hornearemos entre 20 y 25 minutos. Una vez por fuera estén dorados, pinchamos el interior para comprobar si están hechos.
  9. Sacamos los muffins de arándanos del horno, dejamos templar un poco y sacamos de los moldes para que se enfríen. Y ya solo queda comer y disfrutar!

Deja un comentario